NAVEGACIÒN TÈCNICA IMÀGENES
     
DEFINICIĎN
T╚CNICA
TRAYECTORIA
CURSOS
COMERCIALIZACIĎN
CONTACTO
ENGLISH TEXT
ITALIAN TEXT
NOVEDADES

RECOMENDADOS

 

 

 

Búsqueda personalizada

A la hora de la elecciòn de la tècnica puedo decir que, en un principio, aprendì la variante que se realiza en Andalucìa que es la màs difundida, y se trata de cortar varillas a màquina con formas de rombos, cuadrados y triàngulos que luego de unirlos con cola vinìlica permiten crear las estrellas tìpicas de èste trabajo que se obtienen cortando rebanadas finas que facilitan obtener una gran cantidad de unidades. Con el correr del tiempo comprendì que èsta tècnica permitìa producir en cantidades frente a la demanda del mercado, pero el resultado final no me satisfacìa ya que se tornaba repetitivo, es decir que se perdía la originalidad de la variedad. Es por ello que logré diseñar y crear un sistema a través de un inglete "miniaturizado" de corte manual que me ha dado grandes satisfacciones y me ha permitido crear piezas irrepetibles y de mucha elaboración, que a mi criterio, realzan el valor estético del trabajo ya que dentro de mi aspiración personal está la consigna de "no hacer dos piezas iguales ". Obviamente que a la hora de evaluar los pro y los contra, seguramente con el método a máquina se ahorra tiempo, esfuerzo y costos para dar paso a una producción acorde a los tiempos actuales, sin embargo yo prefiero la franqueza de hacer el trabajo con conciencia artesanal, y crear obras que sean de alta calidad estética, sin repeticiones , auténticas piezas artesanales que han logrado el reconocimiento de jurados de premiación y por sobre todo ,lo más importante.. el reconocimiento de quien observa con admiración y valora una pieza que le colma los sentidos. El trabajo es muy arduo y constante, es de mucha dedicación, que da como resultado a la hora de ponerle el precio o valor a una pieza, un verdadero dilema , ya que jamás se logrará alcanzar el verdadero valor económico en una pieza de tanto sacrificio en la realización, mucho más cuando uno se ha compenetrado tanto con el trabajo, las horas de estudio y de investigación, el hecho de haber sido un precursor de algo tan desconocido por estas latitudes, y muchos aditamentos que sería muy largo enumerar .Si Usted piensa en hacer buen dinero, le aconsejo otro rubro, pero si realmente ama el arte entonces puede intentarlo. Yo aposté siempre a la calidad y espero que sirva ésta página para comprobar que es posible perdurar, inmerso en un cruel sistema donde todo debe ser rentable para ser exitoso.

Cuando me preguntan en què lugar aprendì èste oficio, mi respuesta siempre ha sido sincera y deja en total asombro a quien quiere conocer un poco màs de mi experiencia. Lamentablemente no habìa aquì ningùn maestro especializado en èsta tècnica, sòlo algunos hombres ya ancianos, descendientes de Andaluces que conocìan algo pero no en profundidad. Las escuelas de Arte o los institutos de enseñanza de expresiones artìsticas tampoco ofrecìan demasiado conocimiento mas que nociones generales y hasta a veces equivocadas. Asì fuè que un dìa cayò en mis manos una revista sobre artesanìas y allì vi una especie de curso sobre taracea hispano-àrabe. Claro està que sòlo eran algunas fotos y explicaciones que evidentemente no develaban verdaderos secretos fundamentales para comprender èsta artesanìa. Y pasaron 4 años hasta que fuì entendiendo y logrando hacer èsta maravilla. Me tuve que empapar en bibliografìa sobre Arte Islàmico, historia de Al-Andalus, textos y màs textos en donde abrevar, tanto conocimiento... y aquì estoy.... luego de 21 años dedicados a mi vocaciòn por amor y convencimiento, nunca por el simple lucro. Creo que si bien èsta artesanìa me ha ayudado a sustentarme econòmicamente yo he dado mucho màs de lo que he ganado, puedo sentir el reconocimiento de colegas, expertos y el pùblico comùn, ese que yo llamo "el pueblo", gente, empresas, instituciones que me convocaron siempre para exponer mi trabajo, difundirlo y adquirirlo. No ha sido para nada fàcil  luchar contra el desconocimiento, la indiferencia de quienes siguen aùn pensando que los artesanos debemos estar en el fondo de las prioridades culturales, luchar contra la ignorancia de quienes creen tener el poder de cuestionar el valor econòmico de una pieza, y lo peor aùn, luchar contra quienes ignorando muchas cosas no pueden admitirlo ya que caerìan de esos pedestales desde donde son vistos como expertos referentes del mundo del arte.

Bien podrìa yo mentir (y tengo buenos argumentos), ya que mi abuelo paterno a quien conocì apenas hasta mis 5 años de edad, era emigrado de Vèlez-Màlaga, serìa una buena historia el decirles que mi abuelo me traspasò el noble oficio, sin embargo no fuè asì, fuè simplemente uno de los tantos misterios que tiene la vida, porque nunca estuve en España y de mi abuelo ningùn conocimiento, no estudiè en ningùn instituto, no tenìa internet cuando comencè ,como hoy sì ustedes seguramente estaràn conociendo mucho atravès de mi pàgina. Siempre añorè alguna vez en mi vida poder estar en esas tierras tan sentidas por mì....conocer el legado Àrabe de Andalucìa...esos palacios...esos monumentos...esa cultura, pero la vida no me ha otorgado esa dicha aùn o quizàs nunca suceda...Ese es otro de los misterios de èste camino que me ha tocado transitar.

Textos, imágenes y diseño Web : Manuel Alberto Muñoz

Web Hosting: Germán Bueno --www.redcomel.com.ar